Ir arriba

mini

¿Por qué la inversión en publicidad Mobile no llega a despegar cuando los dispositivos móviles tienen tanta relevancia como los ordenadores?

04 octubre 2013

Vivimos un presente lleno de cambios tecnológicos, una era en la cual un dispositivo es tan puntero como anticuado en cuestión de años, meses o incluso días. ¿Quién se acuerda de cuando nos conectábamos cada día en casa a Internet en un PC simplemente para buscar información o chatear en herramientas como Messenger? Puede parecer una pregunta divertida a simple vista pero para muchos individuos, y no solo a los ajenos al mundo digital, implica haber relevado a un segundo plano las herramientas con las que crecimos digitalmente hablando. Y es que en un corto periodo de tiempo los dispositivos móviles como el Smartphone,  la Tablet o la TV inteligente, han conseguido arrebatar al ordenador el papel privilegiado de punto de conexión principal a Internet.

Estas cuestiones se analizan en el reciente estudio publicado por la IAB: V Estudio Anual IAB Spain Mobile Marketing que revela datos muy significativos en esta materia. Mientras que la penetración de conexión a Internet desde el PC y portátil decrecen la Smart TV, Reader y la Tablet aumentan significativamente. Y es que el tiempo y uso que dedicamos a cada uno de los dispositivos móviles es cada vez mayor y más variado. La media de minutos diarios de conexión a internet a través del dispositivo estrella, el Smartphone, ronda las 2h 30’, un tiempo desproporcionado si comparamos con el que invertíamos hace unos años. ¿Y este aumento a que se debe? En gran medida a la rápida evolución que ha sufrido en cuanto a oportunidades y soluciones que nos ofrece. Hace unos pocos años simplemente era una herramienta de comunicación que se limitada a 2 funciones principales: llamar y enviar SMS. Actualmente, dedicamos un 16% del tiempo de su uso a llamar mientras que la comunicación social, como chatear, relaciones sociales o correo electrónico recibe el 50% del tiempo.

Las Apps pueden ser un buen impulso al aumento de consumo. Cada vez son más comunes y ya igualan al navegador como punto de acceso para el 71% de los usuarios de Smartphones y al 62% en el caso de las tablets. Llama la atención como Whatsapp es la que mayor uso tiene en móvil mientras que Facebook, donde las imágenes toman un mayor protagonismo y generalmente requiere mayor dedicación, es la app de mayor uso dentro de las tablets. Al final se demuestra que cada dispositivo tiene su momento y que unos no vienen a sustituir a otros sino que conviven y complementan entre ellos.

Tras conocer todos estos datos, cuanto menos esperanzadores para este medio, uno se plantea por qué la inversión en este medio no explota si no para de crecer el consumo de estos dispositivos. Aunque en 2012 la inversión alcanzaba los 27 MM € según datos de la IAB, un 68% más que en 2011, solo representa un 3% de la inversión en digital siendo un medio que no para de estar más activo en nuestra vida cotidiana. Seguramente tendrá que ver con que los anunciantes no han conseguido dar con el momento de consumo perfecto para cada usuario. Al final, uno de los mayores ‘handicaps’ que encuentra el sector es el de relacionarse con su target en un momento de consumo tan personal donde el usuario no le gusta ser interrumpido. De todos modos estamos todavía ante un medio publicitario muy joven y que tiene un gran porvenir una vez que consiga superar ese pequeño obstáculo. Además el desconocimiento general del mercado en cuanto a capacidades, costes o temas de privacidad del usuario requiere una labor extra por parte de las agencias para dar a conocer e impulsar este medio tan atractivo.